FANDOM


-¡Melindaaa!- Grito. Pero nadie me responde, así que grito más fuerte, pero en vez de obtener una respuesta llega a mis oídos esa misma frase repetida por tres. Debe de ser el eco.

Mi casa es muy grande, y siempre suele tener eco, pero hoy la nota más bacía que de costumbre, como si faltasen cosas, empezando por Melinda.

Melinda es la criada de mi casa, ella se ocupa de mantenerla impecable. También me da de comer y me llevaba al colegio de pequeña. Es una persona muy agradable. Mi padre la contrató poco después de que mi madre cayese enferma y muriese, desde entonces ella ha sido como una madre para mí, le tengo mucho cariño, y mi padre también; es más; creo que se gustan, pero hacen todo lo posible para disimularlo.

De repente  noto unos pasos y me doy la vuelta. Es mi padre, que por cierto, no traía buena cara.

-Hola hija, ¿Ya has vuelto del instituto?- Dice intentando esbozar una sonrisa.

-Hola papi. ¿Has visto a Melinda?

-No va a volver, la he despedido.

-¿Qué?- digo exaltada -¿Por qué?

-Las ventas de la empresa han disminuido, por lo cual los beneficios también, así que no tengo el dinero suficiente para mantener una casa tan grande y a Melinda. -Lo siento mucho cariño, se que le habías cogido mucho cariño, pero no se me ocurre que más hacer…

-No importa papá, iré a visitarla todos los días, pero… ¿Nos vamos a tener que mudar?

-¿Mudar? ¿Quién habló de eso?

-Como dijiste que no tendrías dinero suficiente para mantener la casa…

-No te preocupes, ya estoy haciendo recortes en otras cosas y añadiendo productos nuevos a la empresa- dijo algo más alegre y me dio un abrazo. –Anda, ve a hacer los deberes.

                                                             ~~O~~

Subí por las escaleras lo más rápido que pude hasta llegar a mi habitación y me tumbé en la cama.

Estuve repasando la conversación que tuve con papá varias horas, pero no podía evitar irme del tema, pues hoy Erick había estado toda la tarde conmigo (muy dulce, por cierto).

                                                                  ~~O~~

-Annya, ¿Puedes corregir el ejercicio nueve de la página cuarenta y seis?

-No lo tengo, profe.

 Pese a que mi padre me había dicho que los hiciese yo estaba demasiado metida en mi mundo, por lo que me había olvidado completamente.

-Bien, pues te restaré medio punto en el próximo examen, que ya van tres veces que los traes sin hacer.

-¡Espera profe!- intervino Erick –Yo tengo su ejercicio.

-¿Y se puede saber por qué lo tienes tu? Preguntó la profesora un tanto sorprendida.

-Porque Annya me lo dejó para copiar porque no lo entendía-. Dicho esto me pasó su cuaderno. –Gracias Annya.

-Muy bien, pero para la próxima vez a quién me tienes que preguntar es a mi, que para eso me pagan.- Dijo un tanto molesta.

                                                           ~~O~~

-¡Eriiiick!- Grito por el pasillo. –Muchas gracias por dejarme el ejercicio

-No hay de qué, pero no lo entiendo.

-¿El qué?

-Tu normalmente los traes siempre todos hechos. ¿En qué andas pensando?

-En nada.

-¿No será en mi?- dijo con un aire de picaría.

-Sí, digo no, digo… ¡No sé!- Y me pongo roja como un tomate. Me había pillado (bueno al cincuenta por ciento.)

-Ay Annya, por eso te quiero…- Dijo partiéndose de risa, lo que a mí me puso aún más roja.

                                                          ~~O~~

-¡Papá ya he vuelto!- Digo entrando por la puerta.

Cuando ya estoy dentro me doy cuenta de que todas nuestras cosas están empaquetadas, y no puedo evitar preguntar. -¿Qué pasa?, ¿A dónde nos vamos?.

-Nos mudamos- me dice él.

-¿Qué?- digo alterada

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar