FANDOM


Me tumbo en la cama y pienso en lo que ha pasado hoy. Mis amigas me han traicionado y el trabajo de mi padre con el que vivimos cada día puede ir a la quiebra con un simple descuido. ¿Está esto pasando realmente?, ¿O simplemente es todo una pesadilla?. No lo sé, no quiero darle más vueltas al asunto, a sique me meto perezosamente en la cama, cierro los ojos y enseguida caigo dormida.

                                                                         ~~O~~ Poco a poco me voy despertando y abriendo los párpados con pereza. Miro el reloj y puedo comprobar que son las siete y media, y que por primera vez en mucho tiempo no llegaré tarde a clase.

Me visto rápidamente y bajo las escaleras hacia la cocina, la cual está completamente vacía. Corro a despertar a la criada y le ordeno que me prepare un rico desayuno. Me lo tomo apresuradamente y corro hacia la parada del autobús. Cuando llego miro mi reloj y me doy cuenta de que llegué increíblemente temprano, a sique me siento a esperar.

-Hola, Anya- me dice una voz. Cuando me giro para ver quién es me sorprendo al ver a Erick mirándome con una sonrisa.


-Hola- le digo -¿Qué haces aquí?


-Ésta también es mi parada, ¿Es que no lo recuerdas?


-No


-¡Mira que eres olvidadiza!, aunque no me extraña, llevas tanto tiempo sin coger el autobús que es lógico que lo hayas olvidado…


Tardé algo de tiempo en descubrir si se estaba burlando de mi o si tan sólo intentaba ser simpático conmigo. Pero opté por lo segundo.


-Jajaja, si- Digo, y justo en ese momento apareció el autobús.


Nos subimos al autobús y me siento sola en un rincón, aunque pronto Erick se sienta a mi lado.


-Qué raro que no te sientes con tus amigas- me dice.


-¿Raro?- digo

-¿Es que acaso están aquí?


-Sí, están allí- dice señalando al fondo del autobús.


Me doy la vuelta para comprobarlo, y efectivamente estaban allí. Ni siquiera se habían inmutado de que he subido, o tal vez no querían darse cuenta. Me doy la vuelta y miro hacia el suelo tristemente. Erick debió de darse cuenta, porque me preguntó que me pasaba.


-No me pasa nada- mentí.


-¿Estás segura? No pareces muy contenta…


-Si- dije.


-En serio, me lo puedes contar, no se lo diré a nadie.


-No tiene importancia- digo intentando esbozar una sonrisa.


-Bueno, si necesitas algo ya sabes que puedes contar conmigo- Dijo con una gran sonrisa. Me tuve que girar y mirar hacia la ventana con disimulo para que no viese lo roja que estaba, y en un susurro le di las gracias.


Pasados unos minutos el autobús llegó al instituto.


Al bajar los escalones casi me como él suelo, si no fuera porque Erick me sujetó. Le di las gracias y me fui corriendo a clase.


Una vez allí vi a mis amigas encima de mi mesa hablando.


-Hola- digo.


-¡Hola Anya!- dice Stephanie mientras viene corriendo a darme un beso y un abrazo

–A ver si hoy quedamos ¿He?


-Sí, lo pasaremos muy bien- dice Jade con una sonrisa maligna.


-¡Jade no seas así con Anya!- me defiende.


-Bueno- digo -¿A dónde quieres ir?


-Hum… no sé. ¿A dónde te apetece?


-No sé, ¿Al cine?


-¡Genial!, ¿A ti que te parece Jade?


-¿Cómo?, ¿Ella también va?- pregunto sobresaltada.


-¡Claro!, ¡Ella también es mi mejor amiga!-  Bueno…, ¿Qué te parece?


-Okay- dice Jade.


Al oír esto me pongo a correr hacia el monte llena de ira y a la vez de amargura.


-¡Anya!- me grita Stephanie, pero yo no le hago caso y sigo corriendo. Cuando llego al monte me siento bajo la sombra de un árbol y me pongo a llorar . Pasan un par de horas y sigo allí, llorando bajo la sombra de aquel árbol sin parar.


Noto una sombra y levanto la vista preocupada cuando descubro que es Stephanie.


-¿Cómo supiste que estaba aquí?- pregunto.


-Vamos, Anya, te conozco desde los tres años y siempre has tomado este lugar para refugiarte de algo o alguien que no te guste… Oye, no te preocupes porque también vaya Jade al cine esta tarde, no te voy a dejar sóla ni un segundo, pero por favor ve.


-Bueno, está bien…


-¡Gracias, eres genial!, ¡Nos vemos a las cuatro!.

                                                  ~~O~~ Ya casi son las cuatro, a si que voy yendo a nuestro punto de encuentro, pero cuando llego me sorprendo que ninguna de las que suponía que íbamos a ir no está ninguna, excepto yo… -Bueno, llegarán tarde- me digo, pero pasa una hora y siguen sin aparecer, a si que llamo a Stephanie.

-¿Diga?- Dice Stephanie.

-Stephanie, ¿Dónde estás?, te estoy esperando en la entrada del cine y tú no apareces…

-¿Qué cine?, ¿Acaso habíamos quedado?- me dice con una voz maliciosa, y entonces me doy cuenta de que fui una estúpida por haberle creído y me rompo a llorar.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar