FANDOM


Prólogo

Tomas el aire mientras puedes, corres por el páramo que corresponde al mundo de hoy. Maldices todo lo que se te pone por delante y lo que te impide encontrarla. Debes encontrarla, ante todo. Viva. Es tu única salvación.

Tus débiles piernas hacen un esfuerzo sobrenatural. Sobre todo porque hace poco te lastimaste una. Es el esfuerzo de un loco enamorado, diría yo. No sé porqué haces esto si hace poco eras un pequeño enfermo, preocupado únicamente de si mismo. Las ansias del saber y de las aventuras te han colmado, y están a punto de firmar tu sentencia de muerte.

Hágase como tú digas

~


-¡Malta! ¡Maltaaaa! ¿¡Dónde estás!?-Gritas desesperado.

El silencio es te acompaña desde que la capturaron, tus gritos, sin embargo luchan contra el. Has de saber que toda la gente que observaste en Ágora está ahora en manos del gobierno. Tienen el mismo destino tuyo. ¿Quieres saber cual es?

Descúbrelo por ti mismo. …

-M-Malta… Todo esto es culpa mía… Debo encontrarte…Mark…Maldito…-Balbuceas.

Poder. Poder es lo que él quiere. Tú lo tienes.

Reanudas tu corrida a por la salvación. Sin embargo, no sabes…Que te queda poco tiempo. La flecha se esta quebrando; el mundo se esta quebrando. ¿Importa ahora?

No. No importa

-Malta…Te dije que seríamos fuertes juntos…N-No Malta. Te lo prometí…-Piensas en voz alta- Seremos fuertes juntos…

-Y juntos moriremos…

~


Hay una fisura en la roca. Una fisura hecha a la fuerza. A pesar de tu ceguedad, puedes distinguirla.

-Idiotas-Murmuras.

Entras en la fisura y sigues tu camino. Hay un olor extraño en el aire que tú conoces perfectamente gracias a las experiencias que tuviste en los últimos días: sangre.

Te sientes como si te clavaran una aguja en el estómago. Gritas…

-¡DIOS!


Corres, corres y corres como si no hubiese un mañana (Precisamente) y llegas al final del seudo-pasadizo. El olor a sangre fresca se incrementa y te da un paro al corazón. No era lo que tú pensabas, gracias al cielo. Han asesinado a otra persona, probablemente estaba en contra del gobierno. Suspiras aliviado, pero, ¿Por qué el alivio?

Malta sigue en peligro mortal, estúpido

Da gracias a la suerte, porque la fisura que esos imbéciles hicieron te llevó a tu destino. Las ruinas del Edificio máximo. La antigua Casa Blanca, o conocida ahora como algo que obstruye tu camino.


Cargas tu revólver como si fuese a servirte y emprendes rumbo a la entrada. Tu destino te espera. Lo que decide tu vida y la de Malta.

~

Adivina qué, el silencio, tu más grande aliado en este momento ha vuelto a acompañarte. Las ruinas del antiguo y poco glorioso edificio están plagadas de cadáveres. Una sonrisa extrañamente satisfactoria se dibuja en tu rostro, al pensar David King esta entre esos cadáveres.


-Bastardo, te veo en el infierno-Dices, sonriendo.


Dejas de perder el tiempo y te diriges a la cúpula ya derruida. Tu instinto te dice que ahí se encuentran esos malnacidos; y por primera vez ignoras a tu cabeza. Sabia decisión.


Cansado a más no poder, sigues caminando. Escuchas voces conocidas, desgraciadamente. Llegó la hora.

~

-Shiscouck…Así que al final, has venido…-Dijo el hombre corpulento, en otras palabras, tu rival.

-No te atrevas a mencionar mi apellido-Dices, escondiendo el revólver-Déjala libre.

-Dime, ¿a quién quieres que deje libre?-Dijo él, esbozando una amplia sonrisa que no puedes apreciar.

La ira te consume. Sacas el revólver y le apuntas. Gritas….

-¡DÉJALA LIBRE MARK, MALDITO BASTARDO O DILE ADIOS A TODO!

Ese tío llamado Mark se echa a reír en tu cara.

Gruñes, tiemblas y nada más puede hacer crecer tu furia. Tu rival chasquea los dedos y unos de sus funcionarios traen a Malta, atada hasta los dientes y llorando.

-Ah, ella. Depende de ti salvar su pobre vida…-Dijo tu rival, extendiéndote la mano. Dame lo que quiero y ella vive…Si no…

Aquel ser despreciable sacó una pistola y apuntó a Malta. Te quedas totalmente paralizado, escuchas el llanto.

-Sabes exactamente lo que quiero. Dámelo, y la dejo con vida. Así de simple.

Estas a punto de tirar del gatillo. Pero no te das cuenta de algo… Te tienen en la mira.

-Ah, otra cosa…Disparas y los dos mueren. Vamos, se capaz de acatar, es tan sencillo como pasarme la puta cosa y los dos salís con vida de este lugar.

Malta harta de esperar. Gritó sollozando…

-¡¿Y de qué nos sirve?! ¡ESTE MUNDO, TU MUNDO ES UNA MIERDA! ¡TU LO ARRUINASTE, MALDITO!

Sus palabras son como púas en tu alma. Sabes que el no lo arruinó, fuiste tú.

-Sssshhh, preciosa…-Dice él, presionando la pistola sobre su cráneo-Esta no es tu decisión, es de Shiscouck.

Lloras y guardas todo el rencor en tus pensamientos. Tomaste una decisión, y por fin, tomas la decisión correcta. Decidiste el futuro de ambos. Un futuro, juntos.

-Malta…Cumpliré mi promesa…-Piensas.

Tomas aquella estupidez que lo empezó todo. Murmuras…

-¿Q-Quieres esto Mark?-Tu voz es temblorosa, mientras los ojos de él brillan en su elemento.

-Alex…No…-Piensa Malta, llorando.

Mueves ágilmente el revólver y apuntas aquella estupidez de la naturaleza. Tu rostro agrio y tus ojos blancos se oscurecen, mientas que la deprimente cara de Malta se ilumina. Dulce inocente, no puede escapar de su destino.

-¡NOO!-Grita Mark.

Tiras del gatillo. Un disparo es lo único que resuena en tu cabeza.

Continuará…

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar