FANDOM


HNS Capítulo 2

Aquella era una hermosa tarde del otoño que había llegado. Aldea Straek siempre fue muy tranquila y allí habitaban todo tipo de pokémon con algún poder adjunto a la electricidad.

Qué pena que aquél día sería el último para aquél hermoso ambiente cálido y afable. Las ardientes llamas empezaron a encubrir toda la aldea con mucha rapidez, algunas personas ni les dieron tiempo a reaccionar.

Fuka observó por la ventana mirando aquella faceta que tenía delante sus ojos.

Dolor.

Salió corriendo del cuarto tras sus padres, un Luxray y una Jolteon. Las rendijas se caían a trozos mientras el fuego penetraba poco a poco en cada residencia del poblado. Un olor nauseabundo envolvió todo el territorio, miles de pokémon habían muerto chamuscados por el fuego.

Cara de Luxray ¡Rápido Fuka, sálvate!

El Luxray apartó varios trozos de madera para poder conseguir salir al exterior. La Jolteon y la Shinx empezaron a atravesar los pasillos dejando al Luxray atrás.

Cara triste de Shinx ¡P-papá, no!

Ya era tarde, el fuego ya había llegado hasta la posición del hombre, matándolo mientras su piel y su carne se carbonizaba poco a poco. Fuka reaccionó y decidió salvarse de allí, no podía haber sacrificado la vida de su padre solo para que ella se quedara allí, a morir.

Seguía los pasos acelerados de la Jolteon quién con mucha destreza conseguía pasar fácilmente entre los escombros de la casa. Al fin salieron al exterior, aquella estampa era caótica, había decenas de pokémon muertos y el olor a carne chamuscaba inundaba el lugar.

La Jolteon cayó rendida, al suelo sosteniéndose con una mano una gran herida en el pecho.

Cara de Jolteon F-fuka... sálvate, intenta vivir por mí y por tu padre...

Después de decir eso su cuerpo cayó al suelo, estaba muerta. Las pupilas de la Shinx empequeñecieron mientras miraba la mirada de la Jolteon, que ahora estaba ausente de vida.

๑۝๑

El Grovyle se acercó hacia y la abrazó con delicadeza al ver que estaba bien y que sus problemas de estado habían mejorado de una manera y velocidad sobrehumana. La Treecko dio un respingo y se alejó un poco de los brazos de Tora.

Miró a su alrededor, algo confusa pero enseguida comprendió la situación.

Cara de Treecko Shiny Ayudemos a este Manectric, después de todo... ¿Somos un equipo explorador, no?

Tora se sintió un poco desorientado ante el comportamiento de la joven.

Cara de Grovyle ¿Estás bien, Nami?

La chica asintió entre una sonrisa torcida.

Cara de Machop Bueno, si queremos llegar allí en poco tiempo habrá que darse prisa, si no queremos andar por la noche.

Todo el equipo asintió, incluido Tora, quién no formaba parte del equipo, por ahora. Todos empezaron a hacer unas pocas provisiones y prepararse para la larga caminata para llegar a la Aldea Straek.

Kaori, con una mochila con medicinas se acercó a Nami y abrió la boca para preguntar.

Cara angustiada de Riolu N-nami... ¿Seguro que estás bien?

La treecko ignoró la pregunta completamente y siguió haciendo sus provisiones. En unos minutos ya todo estaría listo.

๑۝๑

El camino era difícil y la noche había caído antes de lo que ellos habían previsto. Caminaban entre la completa oscuridad con unas antorchas de un tamaño muy pequeño, aunque, al menos, evitaban que alguno se perdiera. El camino fue duro aunque no tan largo, no hubo problemas y nadie del equipo se perdió, pero antes de eso Tora prefería asegurarse.

Cara de Grovyle ¿Estáis todos bien?

Todos respondieron al unísono con un sí, pero el de Kaori sonó algo más débil y silencioso. Todavía seguía preocupada por Nami, y sus últimas palabras en todo el día. Las últimas palabras de la treecko rondaban en su cabeza, hasta que finalmente consiguieron llegar a la Aldea Straek, ahora hundida en un vació persistente.

Todo estaba devorado por las llamas, incluidas las vidas de docenas de pokémon que yacían en suelo, mientras todos notabas un olor desagradable a carne carbonizada.

Todos quedaron perplejos e intentando no vomitar por el olor, Kaori abrió la boca para hablar.

Cara de Riolu impresionado ¿Qué ha pasado aquí?

Una Shinx estaba en medio de todo aquél caos con los ojos vidriosos y las pupilas muy pequeñas.

Tora se acercó a ella acompañado de Aaron y Nami, el resto empezó a ayudar a los que estaban mal heridos

Cara de Piplup Hey.. ¿Estás bien?

Dijo mientras tocaba el hombre de la pequeña. La joven no dijo ni una palabra y agachó la cabeza en el suelo mientras varias lágrimas corrían por su rostro. Nami la cogió en su brazos y se dirigió hacia el resto del grupo.

Cara de Treecko Shiny Chicos, tenemos que ayudar a todos los heridos. Nos dividiremos en grupos para curar al máximo de personas posible y después.. venceremos al Clan Mizu.

Todos asintieron con un gran sí y empezaron a ayudar a los pocos pokémon que estaban vivos en aquella masacre. ¿Qué pretendía el Clan Mizu?

๑۝๑

La Swampert movía con violencia el vaso de vino que sostenía en su mano. Su paciencia se estaba acabando y ella no estaba consiguiendo lo que quería, el su clan enemigo aún no había sido exterminado y sus ansias de poder aumentaban cada vez más. Una Kirlia se acercó hacia la Swampert informando las nuevas novedades.

Cara de Kirlia Señora Shappire, traigo novedades. El Clan Kasai está ayudando a la los supervivientes de Aldea Straek...

Los ojos de Esther se abrieron como platos, con furia.

Cara de Swampert Argh... Manda al escuadrón de Leonyd.

Dijo mientras la copa de vino se rompía en su mano y el vino manchaba la moqueta de un color carmesí oscuro. El escuadrón Leonyd era un grupo de pokémon fuertes, que ahora se dirigía hacia la Aldea Straek, con el objetivo de matar a Nami y compañía.

<- Capítulo Anterior | Una aldea electrizante | Capítulo Siguiente ->

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar