FANDOM


La Trágica HuídaEditar

Comprobé que no había nadie a nuestro alrededor, cogí la mano de Mikari y echamos a correr, pues sabía que en cualquier momento podríamos ser vistos por algún vigilante. La llevé hasta un pasillo sin salida. Ella no dijo nada, pues me vio abrir la tapa de lo que sería una alcantarilla, mas no lo era. Le expliqué que era un pasadizo secreto hacia la playa de la isla. Ella lo vio lógico, pues los dos suponíamos que la entrada y salida de la cárcel estaría repleta de vigilantes por si los presos llegaran a poder escapar de alguna manera.

El pasadizo que había debajo de la alcantarilla era bastante oscuro, pero había una antorcha a la entrada que nos sirvió para tener algo de visión.

-¿Quién es el bobo que construye un pasadizo secreto en una cárcel?. –Preguntó Mikari curiosa.

-No lo sé, ya estaba mucho antes de que  estuviese yo. Fuera quien fuera el que lo construyese, le debemos dar las gracias.

-Supongo.

De pronto comenzaron a sonar unas fuertes sirenas, que nos pillaron por sorpresa.

-¿Qué es eso?. –Preguntó Mikari sobresaltada.

-Saben lo de nuestra huída. –Dije con un miedo atroz en el cuerpo, pues la última vez que se escapó alguien de esa cárcel lo mataron a tiros, y no deseaba que nos sucediese lo mismo. Y mucho menos que muriese Mikari. -¡Tenemos que huir!

-Sí, pero ¿Acaso has olvidado que esta cárcel está en una isla?, ¿Cómo vamos a llegar a tierra?.

-No te preocupes por eso, mientras estaba discutriendo con el superior pude robarle las preciadas llaves de su querida lancha motora.

-Chico listo. –Afirmó con picardía.

Cuando llegamos a la playa, ya nos estaban dando caza, pues ellos había salido por la puerta de la cárcel, y de ahí a la playa era mucho más corto el trayecto que por el pasadizo secreto.

Nos subimos a la lancha y la puse en marcha cuando comenzaban a pegarnos tiros, pero por suerte ninguno nos alcanzó.

Salimos a toda velocidad, mas los policías cogieron otra lancha para perseguirnos, nos pisaban los talones, pero nuestra lancha era más rápida.

Después de unos minutos alcanzamos tierra, y echamos a correr por los sitios en los cuales había más gente, pues los dos sabíamos que allí no podrían pegar tiros.  Nuestro grave error fue meternos en un callejón sin salida, el cual pronto se llenó de policías furiosos, gritando que nos rindiéramos, a los cuales respondimos con una nunca. Pronto empezaron a disparar, pero las balas no iban dirigidas a Mikari, si no a mí. Habría muerto de no ser porque ella se puso frente a mí para protegerme.

Cayó al instante…, las balas la habían dejado si vida, no me dio tiempo de decirle nada. Lo único que pude hacer en aquel instante fue derrumbarme, llorar por ella y maldecir a todos esos policías por haber matado a la persona que yo más quería en esta mísera vida.

Ahora me pudro en la cárcel, en la misma celda en la cual estaba Mikari.

Aunque hayan pasado diez años desde su muerte sigo llorando cada noche por ella como si hubiese sido ayer, pues era la primera vez que amé a alguien en serio, pero también la última, pues no volveré a conocer nunca a nadie como ella.

Aún recuerdo lo que dijo antes de que le interceptaran las balas y antes de caer muerta. De sus labios salió un dulce ~~Te Quiero♥~~

~~FIN~~

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar